Noviembre en Florentino

Hace unos pocos días he vuelto a visitar la nueva tienda de Florentino en Santander. Después de la inauguración tan estupenda que hicieron me quedé con ganas de ver las propuestas para este otoño ya avanzado.

Florentino, tienda Santander

Además de sus impecables trajes de hechura y acabado inmejorable, es una firma que cada poco tiempo siempre surte de nuevas prendas a sus tiendas.

Me encanta ver las prendas masculinas, sobre todo si son de tanta calidad como las de esta firma. Telas de lana, algodón, punto supersuave, mezclas de texturas y colores muy acertadas.

Florentino, parka

Florentino, jerseis

Un calzado de lo más variado y adecuado para el hombre de hoy en día que busca comodidad, funcionalidad y buen gusto en sus zapatos.

Forentino, calzado

Florentino, botines

Hay prendas muy originales como este chaquetón de estampado de camuflaje militar muy discreto que le da un toque casual muy acertado a una prenda formal.

Florentino, chaquetón camuflaje

El guateado es una tendencia que también se da esta temporada en la moda masculina, y estas chaquetas quedan muy elegantes y deportivas a la vez con esta técnica.

Florentino, chaqueta

Florentino, chaquetas guateadas

Abrigos cortos en distintos colores para que nuestros chicos no pasen frío este invierno.

Florentino, abrigos

En Florentino podréis encontrar además todos los complementos de moda masculina acordes con esta colección, desde corbatas y pajaritas, hasta gorras elegantísimas, cinturones y ropa interior muy cómoda.

Florentino, gorras

Florentino, camisa y corbata

Florentino, cinturón

Florentino, ropa interior  Florentino, pajarita

Cualquier hombre que quiera vestir elegante puede encontrar todo lo que necesita en Florentino, Plaza del Príncipe, nº 1, Santander. Aquí estoy con su encantador encargado, José Manuel Alonso.

Florentino, noviembre 15 01

Y además ¡¡¡nosotras podemos ya ir echando un vistazo de cara a los regalitos de Navidad para que nuestros chicos estén bien guapos!!!

Diseñadora de vestidos de muñecas en la tierna infancia y adolescencia. Tardía estudiante de Corte y Confección. Vocación frustrada: ser diseñadora de moda, estilista, personal shopper, cool hunter, patronista, modista, lo que sea relacionado con la moda... Un caso perdido de "pasión trapística".

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR